Mary Sue: la ruina de la perfección

 

woman-520220_640
Una gran mujer real no es perfecta

En narrativa, Mary Sue se refiere a un arquetipo de personaje, normalmente protagonista. A grandes rasgos, Mary Sue es un prototipo de chica ideal: joven, hermosa y muy popular. Es capaz de superar cualquier tipo de adversidades sin apenas experiencia. Sin embargo, cuando denominamos a un personaje como Mary Sue, estamos tachando al personaje como un fracaso, es decir, posee características pobres y recurrentes. Como escritores, debemos evitar este tipo de personajes para evitar que la obra caiga en la mediocridad.

Aunque Mary Sue se refiera a un tipo personaje femenino también existe su equivalente masculino, conocido como Gary Stu o Marty Stu. Aunque a veces se le llama igualmente como Mary Sue. El significado de Mary Sue no difiere de Gary Stu, solo cambia su sexo. Originalmente, Mary Sue se creó a forma de sátira de los fanfictions que abusaban de este arquetipo, a partir de entonces se emplea para definir a ese tipo de personaje.

Evitar las características de Mary Sue hace que nuestros personajes sean más interesantes, sobre todo los protagonistas, pero incluir alguna de sus características de forma aislada no es malo. El problema viene cuando agrupamos casi todas. Por ello, en esta entrada os contaré sobre dicho arquetipo. Hace tiempo que quería hablar sobre personajes, desde que llamó la atención cuando me referí a los personajes como herramientas en el Tag de escritor.

La proyección idealizada del autor o autora

Mary Sue resulta consecuencia, consciente o inconsciente, de que el autor quiera introducirse dentro de su propia obra. Es frecuente que autor y personaje tengan el mismo sexo, aunque siempre habrá excepciones. Se podría decir que es una especie de autorretrato narrativo.

Esto no es algo negativo per se, es una seña de identidad o una huella propia dentro de la obra. Introducir un personaje con características similares a las del autor sería el equivalente en pintura al autorretrato. El problema viene cuando el físico del personaje es una idealización del autor, cuando los defectos desaparecen y se convierte en la figura popular de su obra. Si el protagonista se postula como un alter ego perfeccionado del autor, acabará siendo una Mary Sue o un Marty Stu.

El universo gira alrededor del personaje

Lo normal es que el mundo se desarrolle independientemente de lo que suceda con los personajes protagonistas. A pesar de ello, con el arquetipo Mary Sue todo parece rotar en torno a ellos. Un mundo vivo proporciona realismo, un escenario imaginario debe funcionar sin necesidad del protagonista. Pero para Mary Sue, la casualidad interfiere a su favor todo el tiempo, haciendo que sea el centro del mundo ficticio. El universo conspira para cumplir sus ambiciones y objetivos. El mundo es creado a medida del protagonista, o de ciertos personajes, lo cual creará bastantes grietas en la historia, amoldándose e improvisando a cada momento.

Alguien sin defectos e ídolo de masas

Todos tenemos defectos, hay quienes los esconden a los demás o, algo más sano, quienes los toman con sentido del humor. Sin embargo, Mary Sue carece de defectos, al menos de defectos que se vuelvan en su contra. Es más, cuando presenta alguno lo acaba utilizando a su favor. El personaje es increíble en todos los sentidos, cosa que le acaba restando credibilidad. Suele disponer de un talento artistico, como músical, a un nivel experto aunque sea muy joven.

Un personaje con unas cualidades tan buenas es irreal. Provoca que el lector no sienta empatía, al no tener nada en común. Alguien tan perfecto acaba resultando repulsivo.

Por otro lado, Mary Sue gana la aceptación de los demás sin ningún esfuerzo. Es alguien muy popular. Esta popularidad no cuenta con justificación, existe por que sí. Incluso los enemigos o detractores de Mary Sue sienten envidia por sus cualidades.

Como consecuencia, más de un personaje acabará locamente enamorado de Mary Sue. Aunque al final la relación se producirá con el favorito del autor. Los sexos opuestos enamorados serán Gary Stu o viceversa. El romance estará lleno de clichés.

Mary Sue guarda un poder especial y dispone de rasgos raros o exóticos

Uno de los secretos mejor guardados por Mary Sue es su cualidad dormida que espera para sorprender en el momento adecuado. Aparecerá a lo Deus Ex Machina. Puede ser un poder mágico o que sea familia de alguien verdaderamente importante o especial, cuya revelación le proporcionará grandes privilegios. Sea una cosa u otra, provocará que la balanza se tuerza una vez más a su favor. Si ya destacaba por sus habilidades, ahora será aún mejor.

En el aspecto físico de Mary Sue encontramos rasgos raros, como pelo rojo y a la vez ojos verdes, con características de una raza poco común en su mundo o cualquier excentricidad que se le ocurra al autor, como ojos de diferente color. Algo que le hace destacar y a la vez ser diferente del resto.

Pasado trágico

Mary Sue cuenta con un pasado trágico y fuera de lo común. Ha perdido a su familia, u otros seres queridos, en un accidente. Quizás ha sufrido algún trauma a muy temprana edad o cualquier inconveniente que hundiría a cualquier persona normal. El principal objetivo de este tipo de pasado es sentir lastima por el personaje. Por sí solo, un pasado trágico para no es negativo. El problema radica cuando afecta tan poco a la voluntad del personaje.

Personalidad mal definida

La personalidad de Mary Sue es anodina, cambiante, parece adaptarse a cada situación. Unos rasgos tan perfectos difieren del entorno imperfecto. Momentos de humor contrastan con los de melancolía, porque lo exige el guión. Solo muestra debilidad en momentos clave, otra vez por causa del guión. Las características del personaje se diluyen a lo largo del tiempo, al ser un cúmulo de actuaciones para conseguir sus objetivos, mostrando al final una personalidad plana y contradictoria.

El encanto de cualquier personaje viene de sus errores, de las imperfecciones que lo convierten en humano. Perder es una opción, siempre lo ha sido. Todos tenemos defectos y por ello nos sentimos identificados con personajes que también los tienen.

El miedo de crear una Mary Sue

Mary Sue se convierte en un estigma negativo para los creadores. Esto provoca un problema dentro de la literatura a la hora de crear personajes femeninos, sobre todo por parte de las autoras. La “paranoia de Mary Sue”, un miedo a que el personaje se tache como dicho arquetipo. Por ello, se evita la proliferación de personajes femeninos, cosa que veo como un tremendo error. Se deben crear personajes femeninos.

Es fácil cumplir alguna de las características de Mary Sue, pero que nuestros personajes posean alguna de dichas características no es malo. Lo sería cuando acumulamos una gran cantidad de los puntos anteriormente citados. Si encontráis que vuestros personajes cuentan con alguna de las características de Mary Sue no hay que alarmarse. Es más, el viaje del héroe implica algunos elementos propios de Mary Sue. Aunque detalles como tanta perfección, que el mundo gire a su alrededor o una personalidad mal definida si son características a evitar.

Mary Sue suele funcionar en un público joven o en gente poco iniciada en el mundo de la literatura. Por ello su popularidad en los fanficctions. Tampoco debemos sentirnos inferiores si alguna de nuestras historias favoritas cuentan con estos personajes, o si nos gustan.

El nombre del viento
Kvothe es Mary Sue

Para mí, un gran ejemplo de Gary Stu es Kvothe, protagonista de El nombre del viento y El temor de un hombre sabio. Paradójicamente la saga de Crónica del Asesino de Reyes, de Patrick Rothfuss, es tremendamente popular y exitosa. Con millones de ventas a sus espaldas. En mi opinión, Patrick cuenta su historia con una prosa amena y sencilla de leer que nos introduce a un mundo lleno de detalles. Por contra, el protagonista es un Gary Stu en potencia, cosa que, al menos a mí, lastra la experiencia y acaba sacando de su mundo. Pero incluso utilizando el arquetipo, la obra ha acabado catapultándose hasta lo más alto de la literatura fantástica. Parece contradictorio.

@NeoToki0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s