La Escaleta

mapa

Cuando comenzamos a escribir una novela, sin tener experiencia, se nos hace la tarea cuesta arriba. Si buscamos en internet consejos, está repleto de listas triviales y obvias sobre cómo escribir que nos ayudan más bien poco. Por ello he propuesto crear una serie de artículos con contenidos prácticos que realmente sirvan.
Mi objetivo es crear una guía con contenidos sobre conceptos, técnicas y herramientas para llegar a buen puerto en nuestra travesía como escritor, en principio para mejorar yo mismo —que lo necesito— pero no cuesta nada compartir. Empezaré con los pasos previos al borrador hasta llegar a los últimos retoques y puesta a punto antes de enviar a editores o autopúblicar.
Hoy hablaré de la escaleta, una herramienta técnica muy útil para definir lo que será nuestra novela, una especie de mapa que nos ayudará a escribir sin dar palos de ciego hacia un rumbo incierto.

¿QUÉ ES LA ESCALETA Y PARA QUÉ SIRVE?

La escaleta es un método para planificar una novela por bloques que definen las diferentes escenas o capítulos de la historia, ordenados del mismo modo que los descubrirá el lector. Es un elemento para tener un desarrollo sin errores de estructura, argumento o diseño de personajes. Nos sirve para apreciar de un breve vistazo toda la organización argumental, dar orden a la trama, a los personajes y vaciar nuestra cabeza de tanta información, para así evitar tener que reescribir parte o todo el manuscrito de nuevo si encontramos incoherencias. También nos ayuda a comprobar el ritmo en la novela, pudiendo modificar o fusionar cada bloque sin problema.
La escaleta es una herramienta para ayudarnos en el trabajo, no una traba. Debe ser flexible ante los problemas o contradicciones que se nos presenten. Siempre se pueden añadir, modificar, eliminar o cambiar el orden de las escenas para mejorar el resultado de nuestra historia.

¿CÓMO HACER UNA ESCALETA?

Cada escritor puede realizar la escaleta como mejor le convenga, puede detallarla más o menos según prefiera. La clave es que sirva como cimiento de la novela.
Cada bloque hay que etiquetarlo con un título de referencia, para identificar cada elemento con facilidad. Luego detallar el objetivo principal de la escena, es decir, los cambios o avances relevantes en la historia o personajes. Acabamos con un breve resumen del bloque.
Se puede añadir el escenario donde ocurren los hechos, además de los personajes que participan. Omitimos los diálogos y las descripciones, igual que tampoco hay que preocuparse por la voz del narrador.
La escaleta se puede escribir, dibujar en forma de diagramas o pegar post-it con la información sobre alguna pizarra.

¿CÓMO UTILIZAR LA ESCALETA?

Una vez tenemos la escaleta llega el momento de comenzar con la puesta en escena o directamente escribir el manuscrito. Podemos elaborar el manuscrito en el orden que deseemos o nos sea más cómodo, debido a que ya gastamos el tiempo en evitar incongruencias.
Cada vez que nos surjan dudas sobre la historia, la escaleta, nos vale como índice de sucesos, como mapa orientador en la ardua tarea de escribir una novela.
El resultado será un primer manuscrito acabado en menos tiempo que si directamente nos ponemos a vomitar nuestras ideas sobre el papel. Gracias a la escaleta ganamos tiempo, un bien muy preciado.

Para estar informados sobre mis publicaciones podéis seguirme en twitter:@NeoToki0.

8 thoughts on “La Escaleta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s